viernes, 30 de abril de 2010

Agradable sorpresa

Formo parte del jurado de un certamen literario y ahora ando inmerso entre cuentos y relatos de estudiantes de ESO. Y la verdad es que estoy gratamente sorprendido.
Mucho se habla de la juventud actual, incluso hace meses subí una entrada a este blog tocando el tema, y ahora veo modificada mi opinión. Es cierto que hay muchos jóvenes que acusan una falta de valores importante, pero también es cierto que en estos relatos estoy viendo el fondo y la personalidad de algunos de ellos.
Me sorprende por ejemplo la cantidad de textos cuyos protagonistas realizan valores humanitarias en países desfavorecidos, es curiosa la sensación de comprensión de la desigualdad mundial que estos relatos desprenden.
Otro tema recurrente, al igual que desgraciadamente en las noticias, son los textos basados en violencia de género. Varios de los relatos versan sobre este tema, y eso quiere decir que en los colegios e institutos es un tema de actualidad. Y todos, evidentemente, rechazan este tipo de violencia, lo cual quiere decir que ellos parecen aprender de los errores de las generaciones anteriores. Quiero pensar que esto es un sentimiento generalizado entre la juventud, pues esa es una de las metas de la evolución, aprender de los errores del pasado.
Por supuesto también he encontrado historias de amor, o relatos que hablan de la soledad, pero son los menos, como ya he dicho la mayoría de los textos versan sobre uno de los temas arriba citados o sobre otros valores positivos.
Os confieso que esperaba encontrarme historias de vampiros, o de personajes de videojuegos, películas o series, y en su lugar me encuentro con textos que hablan de humildad, de solidaridad, de amistad y de lealtad; y aplaudo a sus autores, porque además están bien escritos, con variado vocabulario y frases correctamente construidas. Y siempre digo que a escribir se aprende leyendo, por lo tanto eso quiere decir que hay unos cuantos chavales que en cuanto llegan a casa hacen algo más productivo que encender la televisión y ver el Sálvame.
Bravo por ellos y por sus neuronas.

11 comentarios:

JUAN dijo...

La sopresa me la he llevado yo al saber que eres miembro de jurados, joder, ya podías habérmelo dicho, tengo una novela caminando por ahí en concursos que tardan meses y mesese en fallar.Al menos me hubieras aconsejado si participar por que era buena, o era mejor borrarla porque no valía un duro.
Como sé que no voy a ganar (es la enésima vez que lo intento) aún puedes echarle una mirada.

Me alegro mucho que haya jóvenes que piensen de la manera que dices.
Debe ser una experiencia muy gratificante conocerlos a través de sus escritos. Un abrazo

Lola Mariné dijo...

No se puede generalizar. Es cierto que hay jovenes sin inquietudes y poco concienciados, pero hay muchos tambien como los que te estás encontrando (los que hacen menos ruido)y eso es esperanzador.
¿Que sería el dia de mañana de nuestro mundo si no fuera así?

Jesús F. dijo...

Hola Juan,
bueno, je, je, es un certamen local, y es la primera vez que soy jurado, eso sí, la experiencia hastael momento me está resultando muy provechosa.
Claro que puedo echarle un vistazo si quieres, hazme llegar lo que desees por e-mail y te comento.
Un abrazo.

Jesús F. dijo...

¿Qué tal, Lola?
estoy de acuerdo con lo que dices, es que esto de tener una hermana adolescente me contamina un poco la visión, je, je.
En cuanto al día de mañana, pues espero que las fiebres de grandes hermanos y mujeres y hombres... y cosas así ya se hayan pasado y tengamos algo mejor, que si no mal nos irá, me temo.
Un abrazo.

Armando Rodera dijo...

Eso está muy bien, Jesús, que seas miembro del jurado de un certamen siempre es bueno para el curriculum y para seguir aprendiendo.

Es cierto que en nuestra juventud actual hay detodo. Yo he trabajado muy cerca de adolescentes en mi última etapa y me he encontrado mucha variedad. Desde casos de bullyng en niñas de 15 años a meterse de lleno en talleres contra el maltrato o mercadillos de comercio justo. No se puede generalizar, pero siempre es bueno que a los jovenes les atraigan otras cosas aparte de la playstation y el botellón.

Un abrazo.

Cristina Puig dijo...

Debe haber sido toda una experiencia ser miembro del jurado y conocer de primera mano cómo piensan los jóvenes y tener la oportunidad de valorar sus escritos. Me alegra saber que hay una parte de ella concienciada, que refleja en sus escritos los problemas sociales etc...

Un abrazo Jesús

B. Miosi dijo...

Jesús, maravilloso, es una buena noticia que compartes con nosotros, debe ser muy interesante ser jurado ¿no? ver el asunto desde adentro...

Felicitaciones, amigo!

Blanca

Jesús F. dijo...

Hola Armando,
pues sí, la verdad es que se aprende de una experiencia así.
El único acercamiento que tengo con los adolescentes es mi hermana, que tiene 19 años, con lo cual mi visión es bastante parcial (y eso que es buena chica), ella pertenece al grupo de las super pop y los vampiros crepusculares, ¡qué se le va a hacer!
No, en serio, la verdad es que me anima vivir lo que estoy viviendo como jurado, me da un poco de fé en el futuro.
Un abrazo.

Jesús F. dijo...

Hola Cristina,
pues sí que están concienciados, sí, la verdad es que la solidaridad fue un tema recurrente en esos relatos.
Ahora me apetece vivir la siguiente etapa, la deliberación, que la tenemos prevista para dentro de dos semanas, ya os contaré.
Un abrazo.

Jesús F. dijo...

Hola Blanca,
es muy interesante verlo desde el otro lado. No me ha gustado mucho participar en certámenes, pero cuando lo he hecho siempre he pensado qué sentiría quien leyese mis relatos, cuál sería su mecanismo para escoger un favorito,... Ahora puedo hacerme una idea aproximada de lo que es vivir la experiencia.
Un abrazo.

Tessa dijo...

Hola Jesus:
Es la primera vez que visito tu blog, el cual encuentro muy interesante.
Debe ser muy gratificante ser jurado en un concurso lleno de inquitudes juveniles.

Un saludo
Tessa