domingo, 3 de julio de 2011

Retorno

¡Por fin acabó el mes de Junio! Y es que pasar tres auditorías en el mismo mes os aseguro que requiere de mucho tiempo y energías. Pero por fin ya han acabado y mi entorno laboral vuelve a sus cauces naturales.

Y ahora vuelvo por aquí. La verdad es que volvía a casa tan agotado que no he podido dedicar todo el tiempo que quisiera al mundillo virtual, y el poco que tenía lo he utilizado (mal que le pese a Gustav, que he dejado de escribir el nuevo manuscrito justo en un capítulo clave para él y su futuro) para continuar con el repaso/reescritura/puesta al día de Neogen, preparándolo para convertirlo en un flamante ebook.

Más cosas que he hecho este mes ha sido caer por fin presa del mundillo de Facebook. Hace una semana una tarde tonta fui picado por el gusanillo ya ahora ando en pleno proceso de subir fotos, información y demás. Por cierto veo que algunos de vosotros sois unos expertos en su uso, je, je, espero unas cuantas clases gratis.

También he continuado mi colaboración con la revista Token y ahora preparo nuevos temas para el quinto número.

Además estoy dando un lavado integral a mi página web (básicamente la estoy construyendo de nuevo), y en breve os invitaré a que os deis un paseo por ella, habrá novedades, y hasta ahí puedo leer...

Y ayer asistí a una nueva kedada literaria, si bien la reseña quedará para la semana que viene. Eso sí, os aseguro que agarrar un premio Minotauro es una sensación extraña y poderosa, ahora me dan ganas de volver a creer en los certámenes literarios. Pero como ya os he dicho, en la próxima entrada prometo una buena reseña de los numerosos temas que se tocaron. Por cierto aprovecho para comentar que Javi Araguz, unos de los compañeros de las kedadas presenta su libro La Estrella, escrito junto a Isabel Hierro, en la librería Bertrand de Barcelona el día 8 a las 19:30, así que si podéis asistir hacedlo, yo he podido ver el book-trailer e impresiona, de verdad que sí. Más info y el citado book-trailer en: www.librolaestrella.com.

En fin, un mes completito, ¿no os parece? Aprovecharé un ratillo ahora para pasearme por los mundos virtuales en esta rara mañana de domingo en la que hace media hora tronaba y llovía y ahora el sol achicharra.

2 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Jesús,
veo que sigues apareciendo y desapareciendo, jajaja.
A ver si retomas tu actividad normal y te vemos mas por aqui.
besos

Jesús F. dijo...

Pues sí, Lola, ¡que últimamente necesitaría un mínimo de 26 horas por día!
Un abrazo, es una lástima que no vinieses al encuentro de la semana pasada, no puedes perderte el próximo.