sábado, 21 de mayo de 2011

Freedom! Forever!

En estos días en los que se perciben incipientes, y algunos esperamos que duraderos, movimientos en la sociedad española y que han llevado a miles de personas a permanecer acampados en diversos puntos de varias ciudades españolas hemos podido ver a algunas de estas personas portando máscaras de color blanco que reflejan el rostro sonriente de un hombre, con un bigotillo. Esa máscara también ha comenzado a aparecer en carteles y pancartas en las paredes, y me he alegrado de encontrarme con el señor Guy Fawkes.

Porque esa máscara representa a un individuo que en el siglo XVII trató de volar el parlamento inglés, y es la máscara que utiliza el para esconder su rostro el protagonista de V de Vendetta, la obra de la que vengo a hablaros hoy.

V de Vendetta, serie de comics guionizados por Alan Moore (autor también de Watchmen o From Hell) y dibujado por David Lloyd nos traslada a un mundo con reminiscencias orwellianas, en las que un férreo gobierno controla Gran Bretaña mediante el terror y la opresión. Frente a ellos se alzará V y a través de sus páginas, y acompañando a otra de las protagonistas, una adolescente llamada Evey a la que rescata en las primeras páginas de la serie, asistiremos a la lucha que V mantendrá contra los opresores.

Es un mundo frío y desalmado el que nos muestra la obra, y vemos cómo el hogar de V está atestado de libros, arte y cultura en general, elementos de los que la humanidad ha prescindido. Y él trata de hacer que la gente despierte y se rebele contra aquellos que les controlan y les utilizan, llegando a ser cruel incluso. Las páginas en las que V se dirige a través de la televisión a la sociedad son de lo mejor de la obra, logra abochornar a quienes le escuchan por el modo en que se han dejado controlar y les recrimina su dejadez.

Qué queréis que os diga, no me importaría que un nuevo V apareciese en la televisión esta noche para recordarnos que la vida es algo más importante que un Barça-Madrid o una Belén Esteban.

En fin, todo esto para demostrar mi admiración por los acampados, así como mi apoyo, y una oportunidad para recomendaros la lectura de V de Vendetta, o si no que veáis la película del mismo nombre que dirigieron los creadores de la saga Matrix hace unos años; seguro que podéis extrapolar muchas conclusiones a la realidad actual.

2 comentarios:

JUAN dijo...

Ojalá y esta luz no se apague ni ceda a las presiones y podamos votar en la próximas generales y autonómicas una alternativa justa y demócrata a la corruptela que impera por doquier y a la sumisión a la banca y multinacionales.
Quedan muchos meses por delante y el camino no será fácil:intentarán atraer con sobornos y promesas o amenazas a sus lideres; pero somos muchos los que confiamos en su integridad y sabemos que la unión hace la fuerza. Bonita entrada. Un abrazo, Jesús.

Jesús F. dijo...

Hola Juan,

queda por ver a partir de hoy cómo evoluciona esto, para saber si ha sido solo un movimiento puntual o es algo más serio(y ojalá sea lo segundo).
Un abrazo.