viernes, 26 de junio de 2009

Reflexiones post-feria

He estado unos días en Madrid con la family y los amigos y el otro día, sentado junto con estos últimos alrededor de una mesa con sus correspondientes cervecitas (¡ah, qué bien entran en verano!) hablábamos de varios temas, uno de ellos la Feria del Libro.

Se sorprendían de que la Feria hubiese cerrado con tan buenas cifras de ventas, aludiendo a elementos como la crisis, cosa que según ellos debía en algún modo afectar a este sector, al igual que a otros muchos.

Yo les contesté con una sencilla frase: «leer sale muy barato, señores».

Evidentemente considero un abuso el precio de algunas novedades, que superan ampliamente el valor que tenían hace unos años, pero es que ya sabemos que desde que ha llegado el euro todo ha subido, je,je.

Pero aún en el pero de los casos, por veinticuatro o veinticinco euros te puedes llevar un libro de, pongamos, setecientas páginas, como por ejemplo los dos últimos que me he comprado. Y eso son muchas horas de disfrute, y pocos euros por hora de amortización. Sobre todo si lo comparamos con ir al cine, o salir una noche de cena o de copas. Es un ocio más duradero, y eso, en época de «vacas flacas», es necesario.
Por supuesto sin contar ediciones de bolsillo, mucho más baratas, claro.

También influyen en las ventas elementos como el marketing puro y duro, como por ejemplo el caso de la trilogía Millennium; o el incremento del hábito de lectura entre la juventud (¡ay, hablo como mi abuela!); hecho este último sobre el que deberíamos reflexionar ya que es un público potencial.

Pero yo me quedo con lo positivo de este asunto. Si se venden tantos libros, y no sirven para decorar estanterías, será que la gente lee más. Y me da igual que el autor sea Meyer o Shakespeare. Incluso me dan igual los motivos que llevan a leer, si es por un verdadero hábito o por seguir la moda de tener el libro de ídem. El caso es que la gente lee.

Y eso es un principio.

8 comentarios:

JUAN dijo...

Me alegro de que lo pasaras tan bien en Madrid con tus amigos.Yo les debo visita a unos de El Escorial y no sé cuándo podré hacerlo.
¡Lo bien que se está reunido con ellos en torno a unas cervezas!
Estuve en una quedada de foristas en 2007 en Málaga y aún los recuerdo como si fuera ayer.
Estoy de acuerdo en casi todo lo que dices: lo caro que son los libros, y lo bueno de que se lea más a pesar de la crisis, no importa quién sea el autor.
Lo del cine me parece que no es buena comparación: son dos cosas distintas y se complementan, pues el uno depende de la existencia del otro.Muchas películas se ven porque se han hecho famosas por el libro que les dio vida; y muchos libros se compran después de haber visto la película.
Y por cinco o seis euros pasas dos horas muy buenas y evitas leerte las 700 páginas y emplear el dinero en otro libro.
En fin, se nota que también me gusta mucho el cine, ¿verdad?
Buena entrada, se presta a debate.
Saludos.

Jesús F. dijo...

Hola Juan, ¡je, je, otro cinéfilo!
No, en realidad a lo que me refería es a lo barato que sale comprar un libro comparado con las horas de ocio que te proporciona. Evidentemente una película, o comprar música, o salir una noche, nos ofrece otros alicientes, y en ningún caso deben sustituirse, eso está claro, sólo pretendía hablar, como ya he dicho, del tiempo de disfrute en comparación con el dinero gastado.
Con respecto a lo que dices en tu cine, en tu blog en una entrada reciente tienes el caso, con "Los hombres que no amaban a las mujeres", todo lo que el libro tiene páginas que claramente le sobran, la película toma el núcleo de la historia y evita perderse por las ramas (aunque aprovecho para decir que algunas escenas son tomadas del segundo libro y pierde parte de intriga por tanto su lectura).
Otro ejemplo que me viene a la cabeza es "El nombre de la rosa".
Pero creo que lo voy a dejar aquí, me has dado la idea para la próxima entrada del blog, este miércoles o jueves, hablaré sobre el cine y la literatura.
Un saludo, Juan

Lola Mariné dijo...

Hola Jesus,
totalmente de acuerdo contigo: leer es un entretenimiento económico y aporta mucho.
Y tambien es cierto que los best sellers y las modas hacen nuevos lectores, y eso siempre es bueno.
Saludos, y gracias por tu visita.

B. Miosi dijo...

Hola Jesus,

Muchas gracias por tu visita, estoy de acuerdo en que leer es uno de los entretenimientos más económicos y duraderos, y los que dices acerca de las cifras de ventas de la feria es alentador para los que estamos en esto.

Espero tu próxima entrada, que promete.

Besos,
Blanca

Cristina Puig dijo...

Hola Jesus,

Cierto que leer sale barato y encima enriquece; y no sé como lo ves tu pero con la entrada de los "libros digitales" que han salido aún será más barato me temo. De todas maneras mucha gente prefiere el libro impreso que en formato digital. Me alegro de que te lo pasases bien en MAdrid.
Un abrazo,
Cris

Jesús F. dijo...

Hola Lola, bienvenida, con respecto a lo que comentas de las modas, pienso que no debemos obviar un fenómeno tan importante.
Un saludo.

Jesús F. dijo...

Hola Blanca,
pues sí que es alentador, sí, ver las cifras, aunque estaría mucho mejor si estuviese más diversificado, y no que solo unos pocos vendan gran parte. Pero bueno, ¡qué le vamos a hacer, está montado así!
Un saludo.

Jesús F. dijo...

Hola Cristina, ¿qué tal?
yo estoy a favor de los libros digitales, en parte por lo que comentas de que aún será más barato y accesible para mayor público una vez que esté implantado totalmente (y no como ahora, con esos precios del aparatito en cuestión), y porque tengo la relativa tranquilidad de que al que le gusta un libro prefiere sentir su tacto, pasar las páginas,etc... y por ello no creo que éste desaparezca, al igual que no lo ha hecho el cine con la llegada del DVD, por ejemplo.
Un abrazo, chiquilla.