viernes, 12 de junio de 2009

VIENTO EN POPA Y A TODA VELA

Mientras espero noticias de una agencia con respecto a mi primera novela, y me recupero de la semana pasada, pienso que me está pasando algo que no había vivido nunca.

Soy, para mi pesar, demasiado inconstante en cuanto a la escritura, parte de culpa la tiene la falta de tiempo pero también debo reconocer que, como ya he dicho en múltiples ocasiones, la inspiración no viene cuando la necesito. Me da una envidia enorme aquella gente que todos los días puede escribir un poco. Yo, por los dos motivos anteriormente citados, no soy así.

Recuerdo que "Neogen" en su día me costó, pues sentía que debía acabar, sabía lo que quería contar, y sin embargo muchos días me levantaba de la mesa del ordenador frustrado, sin haber podido escribir palabra. Y no os digo nada de "Ka-Tel", segunda parte de la tetralogía y verdadero núcleo. Tanto por la temática como por el grosor, documentación necesaria y otros asuntos, acabé exhausto, tomándome un descanso y sabiendo que no abordaría la hasta como mínimo un par de años después, cuando me hubiese oxigenado. Fue entonces cuando comencé "El Heraldo".

Y como ya conté también, apareció un día un nuevo personaje y abandoné "El Heraldo" para comenzar un nuevo proyecto. Y es aquí donde comienza lo raro y lo nuevo para mí.

Desde que he comenzado, hace apenas unas semanas, he escrito ya casi cuarenta folios. No es mucho, pensareis, pero como ya decía mi ritmo de trabajo es muy inferior. Hoy estamos a viernes, y empecé a escribir un poco el lunes. Desde entonces he escrito veintidós folios, y aunque es obvio que ahora tengo más tiempo libre al no ir a trabajar lo mejor de todo es que no noto que la historia se esté agotando o que esté llegando a un punto en el que me bloquee. Simplemente la historia me viene a la cabeza de manera fluída, siguiendo el esquema que realicé al principio.

En fin, que espero que esta etapa dure mucho, no hay duda de que entonces sería mucho más productivo.

Ya si encima recibo pronto buenas noticias de la agencia me empezaré a pensar que estoy soñando, je, je.

Un saludo para todos.

11 comentarios:

DNAZ FRANCO dijo...

Chuy:

Algo que comenta Stephen King, y que yo lo creo por completo, es que el proceso de creación para un escritor es como un día de repente encontrar un hoyo en tu mente que te permite asomarte hacia un mundo distinto. El mundo está allí, completo y coherente, pero el escritor a veces no consigue describirlo bien, o no sabe cómo mantener su enfoque en ese hoyo de su mente.
Con constancia y práctica, y sobre todo con escribir mucho, pero mucho mucho, es como uno aprende a hacer un poco más grande ese hoyo cada vez que aparece, y uno aprende a mantenerlo abierto a pulso por períodos cada vez más largos.

Pero tienes que escribir. Escribe. Escribe y escribe.

Dice un dicho por allí:
«Ah, ¿pero quién tiene tiempo? No obstante, si uno no hace el tiempo, uno nunca tendrá tiempo…»

Bueno, mientras tanto te deseo toda la buena suerte del mundo, y que tengas felices noticias pronto.

Saludos,
D

Jesús F. dijo...

Vaya D, ¡bienvenido por aquí!
veo entonces que también te gusta Stephen King, ¿eh? la verdad es que el comentario que mencionas, así como otros que aparecen en algunos de sus libros pueden sernos de gran ayuda, no hay que olvidar que varios de sus protagonistas son escritores, por tanto las reflexiones que hacen son válidas para nosotros. Por ejemplo no sé si conoces a Scott, de "Historia de Lisey". Tiene varias frases que tengo apuntadas en una agenda.
Un saludo, señor, y muchas gracias por tu comentario.

JUAN dijo...

Hola, Jesús: aquí dando una vuelta por tu espacio.Me gusta todo lo que he visto,me he bajado los archivos que ofreces para leerlos y he admirado los dibujos de tu amigo.
te estoy leyendo y pienso: "Vaya, otro que también se queda en blanco". A mí me pasa un día y al siguiente también; llevo tres meses sin escribir en mi novela.
En fin, al contario que tú, que tienes toda una vida por delante para soñar y realizarte, yo he llegado a mi otoño y no espero ya nada, todo lo que venga serán ganancias.
Un placer leerte.
Saludos cordiales.

Cristina Puig dijo...

Hola Jesús,
Ánimo que 40 páginas ya está muy bien, y aunque el ritmo de trabajo sea más bajo lo importante es la constancia, y que no abandones, que ya queremos leer "El Heraldo" y verlo en el Corte Inglés!
Estoy segura de que recibirás buenas notícías, mucho ánimo y a esribir!
Saludos,
Cris

Teo Palacios dijo...

Ya sabes que ando líado, Jesús, así que acabo de leer que te habían operado. Por lo que leo ya te encuentras mejor, pero vaya por delante mi deseo d que termines pronto tu recuperación.

Y escribir 40 páginas en unas semanas está muy bien. Piensa que el tiempo que tenemos es corto para todo. Ánimo, y no cejes.

Un abrazo.

g.l.r. dijo...

Hola, Jesús. Llego aquí desde el blog de Cristina Puig, y me ha entretenido leer tus entradas.
Yo también soy aficionado a esto de escribir, y conozco muy bien la desazón que produce el no hacerlo al ritmo que uno desea. Sin embargo, tú pareces haber encontrado tu filón. Aprovéchalo y disfrútalo. Escribe todo lo que puedas, y diviértete con ello. Para mí -imagino que para todos los que entramos aquí-, es una sensación inenarrable.
Un saludo.

g.l.r. dijo...

Por cierto, suerte con la Agencia y con la recuperación.
Un saludo.

Jesús F. dijo...

Hola Juan, ¿qué tal?, bienvenido, y gracias por escribir. Espero que te guste lo que descargaste de mi página web, ya me darás tu opinión, y coincido contigo en la calidad de las ilustraciones, lástima no poder verlas plasmadas en papel, como en su origen fueron imaginadas.
Y en referencia a lo que comentas, pienso que todas las edades tienen su encanto, y con respecto a tu "otoño", como bien dices todo lo que te llegará es para bueno, es el momnto de disfrutar de la experiencia adquirida.
Un saludo, nos seguimos leyendo.

Jesús F. dijo...

Hola Cris,
en eso estamos, en si se consigue, a ver, a ver,...
de todas formas, prefiero no agobiarme y seguir disfrutando del momento, que las esperas que me tocarán aguantar (si todo va bien) serán muuucho más largas.
Por cierto, andaba yo pensando en nombre para tus futuras mascotas y me encuentro en tu blog dos que me han encantado, batman y Robin ¡ja,ja, muy bueno, llámalos así!
Un abrazo, guapa.

Jesús F. dijo...

hola Teo,
muchas gracias por tu comentario, y por los deseos de recuperación, la verdad es que ya todo está bien, fue una operación ligera (aunque no deja de serlo, claro), y ya por desgracia me toca aguantar de nuevo al jefe, je, je.
Sí, la verdad es que si sigo a este ritmo, creo que para fines de año o algo así puede andar finiquitado este nuevo manuscrito, pero paso a paso, que me conozco y a la semana que vienen ya ando liado y sin tiempo para escribir.
Un saludo.

Jesús F. dijo...

Hola g.l.r., bienvenido a este rinconcito.
De momento, como dices, aprovechando el filón, porque es cierto que el estado en el que te sumes cuando te sientes bloqueado no es el mejor, desde luego, a mí me afecta incluso a nivel laboral, personal o social, esa sensación de no saber por dónde seguir.
No obstante pienso que, como en todo, uno va tomando experiencia y poco a poco esos baches se superan con mayor facilidad.
Y sí, tienes razón cuando describes la sensación. Creo que sólo la gente que escribe, pinta, o crea algo de algún modo, puede entender cómo nos sentimos.
Un saludo, y espero que, como dicen en cierta famosa película "este sea el principio de una bonita amistad", je,je.
Y gracias por lo de la recuperación.