martes, 11 de octubre de 2011

Ellos nunca lo harían

Esta mañana pensaba en la campaña publicitaria que se realizó hace unos años para concienciar del creciente abandono animal en períodos estivales y de repente, enfermo que está uno, en vez de recordar a esa perrita que nos miraba con cara de pena en una carretera, me he imaginado a Gustav, uno de los protagonistas de «Nigromantia», en parecida posición.
Y es que hace mucho tiempo que no retomo el manuscrito. Han influido factores como que me cambio de trabajo y últimamente echo muchas horas para dejar todo finiquitado antes de marcharme, pero también es cierto que estoy dedicando mucho tiempo a «Neogen», mi primera novela. Está casi lista para ser convertida en ePub, ya he terminado la portada y solo estoy a la espera de que un compañero e implacable lector termine de leerla para darle los últimos retoques gracias a sus consejos.
Y el caso es que tengo ganas de seguir con la trama de mis nigromantes favoritos, que además les dejé en un punto crucial de sus «vidas», pero a ver si en poco tiempo puedo darle un bue empujón al manuscrito. Por de pronto ya me he preparado para este sábado sentarme frente al portátil, con el pequeñajo visitando a su abuela y mi novia trabajando (la pobre). Otro asunto será poder escribir algo decente, ya se verá.
Hablando del fin de semana, y aunque todo ha sido un poco apresurado: ¡quedáis invitados a una nueva Kedada este sábado! En esta ocasión nos juntaremos en el bar Ánima, en la calle Marina, en plena Ciudad Condal. Así que ya sabéis, si os pilla por la zona y aún no tenéis planes para esa tarde, desde las 5 de la tarde nos juntaremos unos cuantos escritores, con más o menos triunfos a nuestras espaldas, y hablaremos de nuestros presentes y futuros planes. Os espero allí, será una forma de conocernos o reencontrarnos en persona.

2 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Pues aprovecha ese tiempo para escribir mucho!
lo importante es seguir adelante y con buen ánimo.

No podré asistir a la quedada. Espero que lo paseis muy bien.
Besos

Jesús F. dijo...

¿Qué tal, Lola?
Una pena que no pudieses venir, pero bueno, ya hablamos de hacer una mensual, así que te avisaré de la próxima.
Un abrazo.