martes, 6 de septiembre de 2011

Se acerca el invierno

No, no me ha dado por saltarme este convulso otoño que nos espera. Las palabras que titulan esta entrada son el lema de una de los leales Stark, una de las familias de Canción de Hielo y Fuego, de George R. R. Martin.
Y es que tengo que reconocer que he caído en las redes de esta titánica obra, concebida hasta la fecha como una saga de siete volúmenes (sin contar textos y cuentos relacionados).
La trama de tan extensa obra nos sitúa en Poniente, un ficticio continente en el cual varias familias de nobles luchan por hacerse con el poder sobre los Siete Reinos y sentarse en el Trono de Hierro.
Claro que esta es una visión simplista de la saga, y sin embargo hablamos de una obra que para muchos iguala e incluso supera al Señor de los Anillos. Así pues, ¿qué hace de estas novelas algo tan especial?
Pues, para empezar, los personajes. Es difícil decidir, incluso cuando estás leyendo el tercer o el cuarto libro (o el quinto, si dominas el inglés), si un bando o un personaje te gusta o no y si sus motivos son correctos. Una gama de grises en la que los supuestos buenos en absoluto son héroes sino que tienen taras morales bastante severas, y somos capaces de entender el amor que siempre una madre a la que páginas antes hemos odiado por perversa.
Los libros además no escatiman en escenas ni lenguaje escabroso, tanto violento como sexual, y son frecuentes las violaciones y las masacres, alejando la saga de la fantasía épica a la que estamos acostumbrados.
Porque si en otros libros los magos y los dragones pueblan sus páginas en Canción de Hielo y Fuego se extinguieron siglos atrás y conforme van pasando las páginas descubrimos que, tal vez, los antiguos poderes están empezando a renacer.
Pero lo que sinceramente más me atrae de esta saga son las intrigas palaciegas y cortesanas que la mayoría de personajes tejen, Stark, Lannister o Baratheon por igual. Reconozco que adoro Las Amistades peligrosas, de Choderlos de Laclos, o El Vizconde de Bragelonne, tercera parte de la trilogía de los Mosqueteros de Dumas. Y es que personajes como Meñique o Varys no desmerecen en absoluto a esa perversa Condesa de Merteuil o el sibilino Aramis. Ver cómo unos personajes conspiran contra otros mientras se lanzan cordiales sonrisas, o confabulan para asesinarse en la Fortaleza Roja me encanta.
Y luego por supuesto tenemos a Drogon, Viserion y Rhaegal, esos pequeñajos que hacen que aún admire más a su madre y el tratamiento que se ha dado a algunos personajes, que son irreconocibles si ahora echo un vistazo a las primeras páginas del primer libro.
En fin, que se nota que me gusta, ¿no? Podrá estar de moda, ser un producto masificado, podrá (seguramente) defraudarnos el final, si es que Martin llega a escribirlo, que al paso que va no lo veo claro. Pero el hecho es que cuando hace años escuché hablar de esta saga y me la recomendaron, en su día no me atreví por su extensión, y ahora lamento no haberme adentrado en Poniente mucho tiempo antes.

5 comentarios:

B. Miosi dijo...

Ya veo que estás de lleno es esa saga de personajes extrañísimos, Jesús, y después te asustas de un poco de matemáticas, que no, que no se habla de matemáticas en mi novela, están los resultados matemáticos de un grupo de personas que me aconsejaron para obtener las medidas exactas de las diferentes distancias en el espacio, es todo.

Espero que disfrutes de tus sagas!

Besos!
Blanca

Lola Mariné dijo...

Creo que éste no me lo voy a apuntar, ¡y menos si son siete volumenes! ¡jajaja!
Pero me alegro que tú lo estés disfrutando.
Saludos

Jesús F. dijo...

Ja, ja, ja, Blanca, me has convencido, me haré con tu Dimitri. ¿Se puede conseguir en epub, o solo para Kindle?
Un abrazo.

Jesús F. dijo...

¿Qué tal, Lola?
Uff...prefiero no pensar en la cantidad de páginas que aún me quedan por leer, si que es que acaso Martin llega a escribirlas, que si no me agobiaría y dejaría la saga.
Un abrazo, y a ver si nos tomamos ese café que tenemos pendiente.

B. Miosi dijo...

Tengo entendido Jesús, que puedes bajar el contenido de Kindle en cualquier formato, inclusive en el de tu PC.

Besos1
Blanca