domingo, 27 de febrero de 2011

Sigo vivo (y van dos)

Ya casi ni me acuerdo de lo que era tener tempo para escribir una entrada semanal de este blog, ando liado tanto entre el pequeñajo que nos tiene a su madre y a mí embobados con las gracias que va aprendiendo día a día pro también con el trabajo, porque tal vez cambie a otro hotel más grande y mejor situado y claro, es hora de hacer proyectos,…
Estoy escribiendo mucho menos de lo que quisiera, pero oye, algo bueno tenía que tener todo este asunto, y es que creo que ya había comentado en alguna ocasión que no soy muy de ponerme horarios frente al teclado, pero ahora sin embargo me reservo todos los sábados dos o tres horitas y voy a capítulo por semana, sin sentir agobio o bloqueo de ningún tipo, supongo que es la historia, que la pobre está tan aparcada durante la semana que durante ese rato frente al teclado aprovecha para liberarse. O sea que si sigo con esta rutina en aproximadamente veinte fines de semana la novela estará acabada ¿Si es que el que no se consuela es porque no quiere, oye!
Además hace un par de semanas tuve un sueño en el que vi los dos primeros capítulos de una nueva novela, y la verdad es que tengo ganas de acabar con la actual porque cada vez me apetece más recorrer ese nuevo mundo.
Y no quiero acabar esta entrada sin felicitar a Montse de Paz por su flamante premio Minotauro. Montse es un ejemplo a seguir de cómo pasito a pasito que consiguen los logros. ¡Tengo ya ganas de una de nuestras Kedadas, compañera, que Febrero ya se nos ha marchado!
Poco más por hoy, intentaré no pasar tanto tiempo desaparecido, pero en serio, ando tan corto de tiempo que aunque paso por el mundo virtual muchas veces ni tengo tiempo de dejar comentarios (cosas de visitar blogs durante los cigarros del jefe).
En cualquier caso, hasta pronto, y para crear suspense os diré que tal vez os traiga noticias sobre un interesante proyecto que me han propuesto, pero hasta ahí puedo leer, je, je.

3 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Pues nos alegramos que sigas vivo y escribiendo, aunque sea solo los sabados.
Disfruta de tu niño, que el tiempo pasa deprisa y estos momentos no vuelven.
A ver si quedamos en el árabe que tenemos pendiente.
Besos

Jesús F. dijo...

¿Qué tal, Lola?
Pues eso hablaba con Montse el otro día, me comentaba que un viernes, ¿cuál os viene bien? Yo salvo este y el 18, que estoy en Madrid, cualquiera. ¿Vamos formalizando la kedada?
Un abrazo.

JUAN dijo...

Hola, Jesús, me alegro de que todo te vaya tan bien y entiendo que disfrutes tanto con las gracias de tu retoño. Me haces recordar tiempos muy felices.
No sabía nada del éxito literario de Montse y te agradezco la información, pues tengo dos obras de ella: Estirpe Salvaje y otro de autoayuda, y en cuanto vea este de "Ciudad sin estrellas" lo compro. Si la ves felicítala en mi nombre.
Un placer pasar por tublog. Abrazos y besitos al bebé.