sábado, 22 de mayo de 2010

Precio

Ayer me acerqué a la FNAC (¿se puede hacer publicidad, verdad?), y se me cayó el alma a los pies. Ya había oído lo que me esperaba, pero no quería creerlo. Allí, frente a mí, tenía el último libro de Stephen King, La Cúpula, y cuando miré el precio confirmé lo que me temía.

Casi treinta euros, el libro en cuestión. Vale que son más de mil páginas, pero me parece un precio exagerado. Y lo peor es que no es el único que ronda esos precios.

Me acuerdo que hace años, la piratería de música achacó la razón de su existencia al alto precio de los discos. Ahora parece que este elemento ha llegado a la literatura.

Y no creo que sea el buen camino, basándome en lo que he dicho de la música. Pienso que tanto el señor King, como sus agentes, editores y en general todo el que vive de que yo compre sus libros vive lo suficientemente bien y seguro que su casa mide más que los escasos sesenta metros de mi humilde pisito, y por tanto me tomo como una tomadura de pelo que pongan ese precio, un aumento descarado con respecto a años anteriores.

Con todo esto pienso que dan razones para la mencionada piratería así como a los defensores del e-book. ¿Es por esto por lo que hemos llegado a estos precios, sacar un poco más de beneficio antes de que la burbuja explote? Craso error, en mi opinión.
Personalmente esperaré tranquilamente a que salga la edición en bolsillo, y mirad que me pesa, que me gusta tener en tapa dura a Stephen King, que luce muy bien, pero ¡qué se le va a hacer!, no quiero sentirme estafado cuando pase por caja.

8 comentarios:

B. Miosi dijo...

Y me lo vas a decir a mí, Jesús, vivo en país donde entran tan pocos libros que ni siquiera el mío ha podido, ¿por qué? tenemos un estricto control de cambio, oo cual quiere decir: Prohibición de comprar moneda extranjera. Los libros se pagan en dólares o euros, luego, ¿¡Cómo vamos a tener libros?!
Ok, pero los pocos que logran traspasar esa dura frontera de la obtención de divisas extranjeras, son tan inaccesibles por su precio que es uno de los motivos por los que me he hecho clienta frecuente de libros usados.
En tu caso es porque el precio de los libros están muy caros, iagual aquí, pero además, ¡no los puedes conseguir!

Besos!

Sergio G.Ros dijo...

Buena entrada Jesús.. pues es una putada, con perdón, pero he visto el precio del libro en cuestión: La cúpula, y joroba bastante cómo se han pasado con la que está cayendo y lo difícil que está todo.
Coincido en tu comentario, que se agudiza además por las penurias que cuenta Blanca.
Un abrazo.

JUAN dijo...

Te entiendo amigo, te entiendo...¿Cómo no te voy a entender si sólo he comprado en lo que va de año 2 libros? Antes estaba apuntado al Círculo y cada dos meses me traían uno; pero la cosa está harto difícil. Miro mis vitrinas y veo un capital en libros, unos 600. Libros que la mayoría de las veces lees sólo una vez y ahí se quedan arrumbados.Y tienes que comprar más muebles para conservalos.

Ahora voy a la biblioteca y me traigo lo que encuentro. Los más famosos nunca están, hay que esperar a que pase la fiebre, como en los videoclubs; pero luego acabas leyendolos igual. Por 4 euros tengo cinco años de lectura gratis en toda Andalucía.
Y aprovecharme de eso es lo que hago desde hace un año.Bueno,también he comprado un par de libros publicados por conocidos de aquí, pero esos no piden tanto.
Un abrazo.

Jesús F. dijo...

Pues sí, Blanca, lo tuyo sí que es una desgracia, es inaudito que en pleno siglo XXI se vete la cultura de esta manera. En fin, ánimo, que todo pasa (o eso espero). y si no, cuando vengas a vernos, te traes un par de maletas grandes y te surtes aquí, je, je.
Un abrazo,

Jesús

Jesús F. dijo...

Ya ves, Sergio, lo de Blanca sí que es un problema, la verdad es que visto con perspectiva no podemos quejarnos.
Y si te lees el libro antes que yo cuéntame qué te pareció, que estoy escuchando mucho bueno y malo.
Un abrazo.

Jesús F. dijo...

Hola Juan,
Por los mismo motivos que apuntas, además de que ya no tengo prácticamente espacio en mis librerías, cancelé mi suscripción al Círculo.
Así que me bajo una vez al mes a la biblioteca, que me queda a tres minutines de casa, y encuentro siempre algo que leer (ahora estoy con la Mano de Fátima, relativamente reciente y que habla de tus tierras).
Un abrazo.

JUAN dijo...

¡Ese libro es el que estoy loco por leer aunque tenga más de mil páginas!
Lo sigo dese mi ordenador: ahora mismo está prestado hasta el dia 28. Lo que pasa es que cundo lo sueltan lo coege enseguida otra persona y cuando llego ya no está.
Me gustó mucho La Catedral de Mar, del mismo autor.
Te recomiendo La mula
Un abrazo

Julia dijo...

Mis soluciones: libros de bolsillo o biblioteca. Yo no le doy de comer al que vive mil veces mejor que yo, por bueno que sea escribiendo. Y no digo que no haya que valorar el trabajo bien hecho. Pero valorar no es sobrevalorar ni inflar al que ya se ha inflado. No niego la calidad de las obras de King, pero si me gustara su narrativa, que no es el caso, igual los cogería de la biblio o, como bien apuntas, me espero a la edición de bolsillo. Sin embargo, seamos sinceros: el día de mañana cuando seamos ESCRITORES, también nos gustará que nuestras novelas se vendan a 30 euros.