jueves, 7 de mayo de 2009

De querubines, diablos, y otras especies similares

Ocho días. Y ya empezaron los comentarios. Esta mañana mientras desayunaba veía por la tele el primer debate de los muchos que se nos vienen encima próximamente. Sí, señores, en ocho días se estrena en España la versión cinematográfica de “Angeles y Demonios” y los motores ya se calientan, con el preestreno en Italia y la negativa del Vaticano a que se realizase parte del rodaje en interiores de ciertas Iglesias.
Independientemente de que sea una buena o mala película, independientemente de que se base en un buen o mal libro, e incluso independientemente de las opiniones del sagrado estado con respecto al director de la primera y al autor del segundo, ya se está hablando de ello. Y eso se traduce, casi seguro, en visitas multitudinarias a los cines, reediciones de la novela ahora con la carita de Tom Hanks,…
Es decir, la máxima expresión del dicho “lo importante es que hablen de uno, aunque sea mal”.
Porque será un éxito, ¿alguien lo duda? Para la novela la controversia llega tarde, pero ahora va a recibir palos. De hecho me pareció raro en su día que no se la atacase como se hizo con “El Código Da Vinci”, si bien es cierto que aquí se lanzaron a la par prácticamente y los ojos estaban por aquel entonces en el otro libro. Sigo pensando no obstante que “Angeles y Demonios” es mucho más crítico con el Vaticano que su predecesor-secuela.
El caso es que a partir de ahora oiremos que si son invenciones, otros contraatacarán diciendo que la Iglesia es la mayor mentira, y la bola irá creciendo mientras los bolsillos de unos cuantos se llenan.
Yo me alegraré, porque por lo menos se hablará de un libro (aunque sea por su versión cinematográfica), y dado que el tema de la literatura no es que se trate mucho en nuestra querida caja tonta, y las letras, si no son acompañadas de fotos de la famosa de turno, no tienen cabida en la parrilla televisiva, pues pensaré en lo bien que se lo montan algunos para sacar tajada.
Por cierto, “Angeles y Demonios” me gustó, más que “El Código Da Vinci”. Y eso que sé que tiene cantidad de errores históricos, que está escrito de manera tramposa y pensado para traspasarlo al cine, y que los personajes son planos, y que…
Pero es que de vez en cuando apetece leer algo ligero para pasar el rato. Y para eso Dan Brown es muy bueno. Y para colmo a mi novia le gustó la primera película, o sea que soy carne de cine la semana próxima.

3 comentarios:

Nora dijo...

Puff estoy totalmente de acuerdo contigo. Todas estas discusiones y polémicas no hacen más que aumentar la expectación e hinchar los bolsillos de unos pocos, mientras el resto nos echamos los trastos a la cara defendiendo "nuestras verdades".
Yo leí el Código Da Vinci, y me gustó bastante, pero todavía no he tenido la oportunidad de echarle mano a Ángeles y Demonios. Ahora me has picado la curiosidad, así que iré a por él (a lo mejor me lo encuentro ya, como tu dices, con la carita de Tom Hanks en la portada xD).
Yo vi la primera película ayer, que la echaron en la tele y no está mal. Me la habían puesto como una auténtica bazofia, así que me esperaba algo muchísimo peor, jaja.
Y en cuanto lo que me ha comentado Marta...yo encantada, aquí estoy para cualquier cosa que necesites.
Un besazo enorme :)

Jesús F. dijo...

Hola Nora, bienvenida hasta aquíCuento contigo entonces y te haré llegar el primer envío en poco tiempo.
Ya me contarás también qué te parece el libro de "Angeles y demonios".
Un saludo.

Cristina Puig dijo...

Cierto toda la polémica lo que hace es generar más espectación. Me pasa lo mismo que a Nora, ha leído el Código Da Vinci pero tengo pendiente Ángeles y Demonios pero prefiero leerlo en otro momento, tengo otros por leer, y no quiero leerlo porque ahora hagan la peli o esté de moda, sino en otro momento, aunque me apetece bastante. Ya nos contarás que tal la peli!
Saludos
Cris